ADI: 6 verticales necesarias para impulsar el Real Estate

ADI: 6 verticales necesarias para impulsar el Real Estate

María José Fernández pidió más coordinación y colaboración entre las diferentes esferas de actuación del gobierno, lo cual es fundamental para reactivar el crecimiento del sector inmobiliario.

 

La crisis derivada de la pandemia por el COVID-19 afectó significativamente al sector residencial, lo que se reflejó en una disminución en la venta de inmuebles.

Con base en una encuesta realizada entre los asociados a la ExpoCihac, para medir las afectaciones, se estima que entre 2019 a 2021, el mercado inmobiliario ha caído 65% en el segmento residencial plus, 30% en el residencial y 75% en el medio.

En una colaboración para el análisis “Perspectivas del Sector Vivienda en México 2022”, que realizó la ExpoCihac, María José Fernández, Directora General de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), detalló 6 aspectos relevantes que contemplan el impulso de este sector:

  1. Fortalecer la confianza de los consumidores. El sector inmobiliario, como cualquier otro, depende de una demanda sólida de los productos que genera. Es fundamental que la población se sienta en condiciones de consumir y comprar bienes inmobiliarios.
  2. Generar claridad y certidumbre en las regulaciones. La certeza jurídica alienta tanto a quienes invierten y producen los desarrollos inmobiliarios, como a potenciales compradores al sentir que su patrimonio está asegurado por las “reglas del juego”.
  3. Alentar el acceso al mercado de capital. Solo construyendo un entorno favorable y atractivo para la inversión podemos consolidar una economía en crecimiento.

  4.  

    Fomentar el acceso al mercado de deuda. Se requiere una sólida infraestructura financiera que incentive la inversión al hacer más barato el costo de los proyectos, e incentive la demanda al generar que los bienes inmuebles se vuelvan más accesibles.

  5.  

    Facilitar la gestión de permisos y licencias. Los trámites de permisos y licencias son costosos en dinero y tiempo para los desarrolladores, pero sobre todo, son un punto crítico donde se genera la mayor incertidumbre (y potencial corrupción) en un proyecto.

  6. Mayor coordinación al interior del gobierno. La coordinación y colaboración entre las diferentes esferas de actuación del gobierno es fundamental para reactivar el crecimiento del sector inmobiliario.

     



En su colaboración para Expo Cihac, la representante de ADI señala que para el caso de “los edificios vacíos, se debe transformar los usos de suelo puede ser una opción viable en el corto plazo para mitigar el impacto de las desocupaciones y la movilidad (la CDMX tiene un déficit de vivienda, sobre todo bien conectada, y la mayoría de los edificios de oficinas suelen estar en zonas céntricas, así que es una muy buena coyuntura)”.

 

Además, exhortó a reutilizar las estructuras de edificios existentes y llenar huecos urbanos, como actividad urbana indispensable para la renovación de la ciudad, ya que se tienen tantas posibilidades de seguir creciendo a partir de la infraestructura existente.

Agregó que adquirir hoy una propiedad es financieramente más accesible por las mejores facilidades de pago, tasas de interés y plazos. Un inmueble representa un ahorro protegido que no pierde valor, además de agregar valor al patrimonio sin enfrentar riesgos.

“Es imprescindible que los gobiernos, tanto locales como el federa, conjunten sus esfuerzos con la iniciativa privada para generar un cambio estructural”, finalizó.