Pandemia provocó que el arrendamiento de oficinas bajara y otras bajaron sus precios