Ve ADI oportunidad en reconversión de espacios para inversión

Ve ADI oportunidad en reconversión de espacios para inversión

En los últimos meses, el sector inmobiliario ha demostrado ser resiliente ante diversas situaciones, la industria es un indicador de crecimiento futuro siendo afectado tras el cierre de actividades, derivado de la pandemia por Covid-19, pero actualmente se puede observar una clara recuperación diferenciada.

Ante esto, Enrique Téllez Kuenzler, presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI) en entrevista con la Revista Inversión Inmobiliaria enfatizó, que derivado de la crisis sanitaria, la industria inmobiliaria ha sufrido mucho. Sin embargo, poco a poco ha logrado salir adelante y ha demostrado su nivel de resiliencia y adaptabilidad.

El representante de los socios ADI indicó que, durante los primeros meses de la emergencia, las obras tuvieron que parar por completo, los centros comerciales dejaron de operar y muchas oficinas cerraron de igual manera.

Sin embargo, al poco tiempo la construcción fue considerada como actividad esencial y conforme ha avanzado el semáforo epidemiológico se han ido abriendo espacios en las diferentes ciudades del país.

El sector se ha movido con cierta cautela. La visión de los socios que conforman la ADI ha sido muy conservadora en cuanto al crecimiento hacia adelante, y hoy en día llevan con precaución sus inversiones.

Añadió, “Queremos ser muy conscientes de dónde estamos invirtiendo y cuándo estamos invirtiendo. Si antes hacíamos un análisis a profundidad sobre los nuevos proyectos, en estos tiempos el análisis es todavía más minucioso, para asegurarnos que los proyectos que iniciemos los llevemos a buenos términos, sean de vivienda, centros comerciales, usos mixtos, oficinas, hoteles, industrial".

Asimismo, Téllez Kuenzler mencionó que no todo fue negativo. Sectores como el industrial se mantuvieron con un crecimiento relativo, en cierta medida gracias a la firma del T-MEC, que hizo que las inversiones regresaran a México con una visión y una certeza a mediano y largo plazo en las cadenas productivas que suministran bienes manufacturados en Norteamérica.